Nuestro interés por patentar en el extranjero

Maximiliano Santa Cruz Scantlebury
National Director of the National Institute of Industrial Property – INAPI

Han pasado poco más de dos años desde que el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INAPI, empezara a operar como Administración encargada de búsqueda y examen preliminar internacional (ISA/IPEA) del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), tanto para los solicitantes chilenos como para aquellos pertenecientes a los países de Latinoamérica y el Caribe, miembros de PCT.

El sistema PCT es la columna vertebral del registro de patentes internacionales. Es el Tratado más importante en materia de tramitación de patentes. Chile ingresó a este Tratado en 2009, y actualmente 148 países son miembros, y de ésos solamente 21 son ISA/IPEA (Autoridades de búsqueda y examen preliminar internacional), una categoría que habilita a emitir una opinión que puede ser utilizada por las oficinas de patentes de los restantes países miembros del tratado. Una de esas 21 oficinas es el INAPI, lo que la hace la segunda en la región en conjunto con la oficina de Brasil y la segunda en tener como idioma de trabajo el español, junto a la oficina Española.

Durante el primer año que INAPI ha funcionado como ISA/IPEA, desde el 22 de octubre de 2014 a diciembre de 2015, se presentaron 169 solicitudes internacionales PCT que designaron a INAPI como ISA, de las cuales 123 fueron chilenas y el resto de países latinoamericanos, quienes eligieron y confiaron en INAPI para realizar búsquedas internacionales.

Al respecto, debo destacar que de las solicitudes que nos han designaron como ISA/IPEA en ese periodo, 44 corresponden a universidades chilenas (más 5 extranjeras). Ese número es muy alto, y reafirma las cifras que se tuvieron durante ese período como Oficina Receptora, en donde 22 solicitudes de un total de 90 que se recibieron (equivalente a un 24,4%) fueron de universidades nacionales. Estos números superan claramente en forma porcentual las cifras globales respecto del patentamiento de universidades en PCT y, por otra parte, confirma el acierto de INAPI de fijar tasas diferenciadas y de menor valor para las casas de estudios superiores, como una manera de facilitar y promover la acción de las universidades en la innovación. Ello queda demostrado con las solicitudes presentadas por universidades con menos experiencia en el patentamiento de sus innovaciones, como la Universidad de Talca, la Universidad Andrés Bello y la Universidad del Biobío, las que se unen a otras ya más consolidadas como la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Concepción y la Universidad de Santiago.

Las universidades son la fuente primaria de la mayoría de las innovaciones tecnológicas y son el puente perfecto para establecer un intercambio de doble vía entre la investigación por un lado y los negocios y la comercialización por el otro. En Chile las universidades están haciendo un buen esfuerzo en patentar y que deberían seguir haciendo y promoviendo.

La generación de nuevo conocimiento a través de la actividad científica de las universidades es un instrumento fundamental para llegar al desarrollo económico, social y cultural. Chile posee una tradición científica que lo sitúa en posiciones de vanguardia en términos de productividad a nivel latinoamericano y eso es lo que reflejan estas cifras.

Quiero decir que en INAPI estamos muy satisfechos con el número de solicitudes que nos han designado durante dicho período como ISA/IPEA de PCT, ya que ello da cuenta de la alta confianza que despierta INAPI en la comunidad de la Propiedad Industrial tanto chilena como de la región y a la vez nos genera una enorme responsabilidad con aquellos solicitantes que confiaron en nosotros para prestarles un servicio de búsqueda de calidad y eficiente.

Radiografía (rápida) de la propiedad industrial en Chile durante el primer año de INAPI como Autoridad ISA/IPEA

Eurochile
Fundación Empresarial

Cuarenta de las 155 solicitudes de patentes internacionales que ha gestionado INAPI en su primer año como organismo encargado de Búsqueda y Examen Preliminar Internacional corresponden a casas de estudios superiores.

De Chile, América Latina y el Caribe pueden provenir las solicitudes que desde hace un año puede gestionar el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Chile, INAPI, como Autoridad ISA/IPEA. Bajo este estatus realiza análisis preliminares, como identificar documentos publicados que puedan influir en la patentabilidad de una invención y emitir una opinión acerca del cumplimiento de los requisitos.

En el primer año de funcionamiento con este nuevo rol, INAPI recibió 155 solicitudes internacionales de patentes, de las cuales 40 fueron de universidades chilenas. “Hoy en día INAPI es la puerta de entrada al sistema internacional de patentes”, afirmó al respecto el director nacional del organismo, Maximiliano Santa Cruz, en una columna publicada por el sitio web de INAPI.

A nivel regional, el instituto es la segunda oficina en tener esta categoría después de Brasil, y a nivel global es la segunda de habla hispana, luego de España.

A estas cifras se le suman las generadas este año en materia de registro de marcas, las que a septiembre llegan a 31.047. Los datos muestran un positivo panorama para la propiedad intelectual en Chile. El año pasado el país se ubicó en el lugar 24 del ranking IPRI (International Property Rights Index), elaborado por Property Rights Alliance, lo que lo sitúa en el primer lugar en la región.

Dado el panorama internacional de una creciente globalización comercial, la propiedad intelectual se ha convertido en un tema central para los principales mercados. En este contexto, INAPI, junto con la Fundación Empresarial Eurochile, son socios del proyecto Latin America IPR Helpdesk, que depende de la Dirección General Investigación e Innovación (programa COSME) de la Comunidad Europea. Esta iniciativa busca “facilitar la expansión de las pymes europeas interesadas en operar en América Latina, a través del aumento de conocimiento del uso y reforzamiento del sistema de propiedad intelectual y de los derechos de propiedad intelectual”.

“El fortalecimiento actual de la propiedad intelectual, sumado al hecho de que las pymes puedan aprender a utilizarlos de manera estratégica en sus negocios en la región, redundará en mejores condiciones para que empresas europeas puedan instalarse en nuestros países, lo que trae innumerables beneficios tanto en generación de empleo e innovación, como en intercambio de conocimientos y tecnología”, asegura Ivonne Palma, experta en propiedad intelectual de Eurochile.

Ventajas de las patentes

El registro de patentes constituye un fuerte incentivo para las personas e instituciones que han invertido esfuerzos en invención. Las patentes significan un reconocimiento por su creatividad y recompensas materiales por sus invenciones comercializables.

En Chile, la ley reconoce que el dueño de una patente goza de exclusividad territorial, para producir, vender o comercializar y explotar de cualquier manera el invento protegido. El titular de la patente tiene el derecho de decidir quién puede utilizar la invención patentada durante el período de protección, concertando permiso de licencia a terceros, según términos establecidos de mutuo acuerdo.

La norma también establece que en caso de que terceros comercialicen la invención protegida sin un consentimiento, el titular podrá ejercer acciones legales, incluso por el período de tramitación del derecho.

Datos de noviembre de 2015.